La Guerra Espiritual Que Enfrentamos Todos

La Guerra Espiritual Que Enfrentamos Todos

La Guerra Espiritual Que Enfrentamos Todos

Cuando se habla de guerra espiritual, la gente está muy dividida. Unos la enfatizan demasiado, pero otros no la tienen en cuenta. Incluso, hay quienes piensan que cada pecado, cada conflicto, y cada problema hay que hacerles frente con la plena conciencia que todos se deben a los seres malignos que merodean a nuestro alrededor. Por otra parte, están los que obvian por completo la realidad espiritual y se olvidan que la Biblia nos enseña que “no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12). Sin embargo, también nos enseña a librar las batallas de nuestros propios pecados cuando nos advierte: “¿Que, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunda? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿Cómo viviremos aun en el?” (Romanos 6:1-2).Sin duda, la clave para el éxito en la guerra espiritual es encontrar el equilibrio bíblico. Algunas veces Jesús expulso demonios de la gente, pero otras sano a la gente sin mencionar siquiera la posesión demoniaca. Ante esto, ¿que debemos hacer? ¿Dejaremos que nos derroten o recibiremos la corona de la victoria? La respuesta se encuentra en un libro como este que, de manera práctica y sencilla, nos lleva a comprender la realidad de la guerra espiritual que enfrentamos todos, a la vez que nos garantiza que el triunfo es posible si andamos tomados de la mano del Señor
Availability :

: 9781933467009

$10.49 $14.99
You save: $4.50 (30%)
Cuando se habla de guerra espiritual, la gente está muy dividida. Unos la enfatizan demasiado, pero otros no la tienen en cuenta. Incluso, hay quienes piensan que cada pecado, cada conflicto, y cada problema hay que hacerles frente con la plena conciencia que todos se deben a los seres malignos que merodean a nuestro alrededor. Por otra parte, están los que obvian por completo la realidad espiritual y se olvidan que la Biblia nos enseña que “no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12). Sin embargo, también nos enseña a librar las batallas de nuestros propios pecados cuando nos advierte: “¿Que, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunda? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿Cómo viviremos aun en el?” (Romanos 6:1-2).Sin duda, la clave para el éxito en la guerra espiritual es encontrar el equilibrio bíblico. Algunas veces Jesús expulso demonios de la gente, pero otras sano a la gente sin mencionar siquiera la posesión demoniaca. Ante esto, ¿que debemos hacer? ¿Dejaremos que nos derroten o recibiremos la corona de la victoria? La respuesta se encuentra en un libro como este que, de manera práctica y sencilla, nos lleva a comprender la realidad de la guerra espiritual que enfrentamos todos, a la vez que nos garantiza que el triunfo es posible si andamos tomados de la mano del Señor